REBuild Barcelona 2018: Smart Ligthing

REBuild Barcelona 2018: Smart Ligthing

La semana pasada parte del equipo de GiScom Real Estate estuvimos en el REBuild celebrado en Barcelona durante los días 26, 27 y 28 de septiembre. Este espacio convierte a Barcelona durante 3 días en la capital europea de la innovación constructiva y la rehabilitación. Nosotros fuimos allí para conocer de primera mano cuales son las últimas novedades en el sector de la construcción y cuáles van a ser los nuevos conceptos de vivienda así como la forma en que la sociedad evoluciona hacia nuevas maneras de utilizar los edificios.

Hoy y en las próximas entradas de nuestro blog, tenemos la intención de hacer un pequeño resumen de las conferencias más significativas a las cuales asistimos y que queremos compartir con todos vosotros.

En este caso queríamos empezar con el término smart lighting, acotar un poco su amplio significado y conocer su impacto en nuestro día a día.

¿Qué es Smart Ligthing?

¿Qué es lo primero que se os viene a la cabeza cuando escucháis el concepto smart lighting? Seguramente los más intuitivos dirán que se trata de la iluminación inteligente, y la verdad es que no van muy desencaminados. Otros habrán tirado de Google para despejar sus dudas al respecto…

Pero en esencia, ¿qué significado tiene?
Muchos usuarios consideran que una bombilla led que se puede utilizar mediante una app gratuita descargada en el móvil y que te permite jugar con distintas intensidades y colores ya es una smart light, bueno en cierto modo podríamos decir que sí, pero la realidad es un poco más compleja y amplia porque el smart lighting da un paso hacia delante.

¿Cómo se usa el Smart Lighting?

Se trata de crear espacios iluminados correctamente según el uso para el cual han estado concebidos, una iluminación que los expertos recomiendan que se planifique des del momento cero en que se desarrolla el proyecto y así asegurar una buena vinculación entre los espacios y su iluminación. El objetivo es alcanzar el máximo confort y que este se traduzca en bienestar y salud para el usuario final.

A la vez, la iluminación de estos espacios deberá ser flexible y adaptarse de forma autónoma a las variaciones de las necesidades vitales de quién las use. Un ejemplo son las oficinas de grandes empresas donde se están cambiado la luz blanca y uniforme por una la iluminación capaz de cambiar en función de la luz solar para favorecer el ciclo circadiano de sus trabajadores, para mejorar su rendimiento y su satisfacción a la hora de trabajar.

Como podéis ver, no se trata de cambiar el color que emite la lámpara para que se vea más o menos bonito, se trata de aprovechar toda la tecnología actual de la que disponemos para integrarla en los proyectos de edificación de manera que nos ayuden a mejorar nuestro día a día, hacerlo más cómodo, eficiente y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *